Unas buenas risas bien merecen una gran mamada

Julio el informatico se ha colocado el sujetador de una de nuestras chicas, se ha dado su paseo a modo drag queen por los estudios y las risas de sus compañeros le han valido para una mamada. Esa mamada ni mas ni menos que de Katia, una leona latina que exprime toda polla que llega a su boca.